Buscar este blog

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Series de TV: Breaking bad



Nacionalidad, año: EEUU, 2008-2013
Creador: Vince Gilligan
Cadena: AMC
Temporadas: 5
Episodios: 62
Reparto: Bryan Cranston, Aaron Paul, Anna Gunn, Dean Norris, Giancarlo Espósito, Bob Odenkirk, Jonathan Banks, RJ Mitte, Bettsy Brandt

Sinopsis: Walter White, un profesor de química de instituto, es diagnosticado de cáncer terminal de pulmón. Con la intención de dejar a su familia dinero con el vivir cuando él ya no esté, Walter se asociará con Jesse Pinkman, un drogadicto y antiguo alumno suyo, para fabricar metanfetamina y venderla

Poco a poco voy viendo grandes series que tengo pendientes, cuya la lista es interminable. Y en esa lista, "Breaking bad" estaba sin duda en los puestos de cabeza. La que está considerada como una de las mejores series de la historia tiene bien merecida su fama, porque es buena, y mucho.

“Breaking bad” resulta sobresaliente en todos sus aspectos. El reparto está espectacular, los capítulos están muy bien dirigidos y los guiones son excelentes y precisos. No podían ser de otra manera para dar vida a este entramado de tramas y personajes que finaliza tras 62 episodios dejando la sensación de haber visto como, pieza a pieza, se iba completando un puzle muy bien planeado. Puede que, en comparación, a la primera temporada (la más corta de la serie con solo 7 episodios) parezca que le cuesta más arrancar y que visto en perspectiva sea la más normalita de la serie, pero es la que nos presenta a los personajes y sus entornos, la que enciende el motor, y a partir de la cual todo comienza a dispararse y no para hasta el final.

Es una serie que va constantemente “in crescendo”, lo cual tiene más mérito todavía si tenemos en cuenta ciertos elementos. En comparación con otras series, “Breaking bad” cuenta con unos guiones que no tienen demasiadas secuencias por capítulos, un plantel de personajes centrales que, aunque cuenta con varios y variados personajes secundarios, no es demasiado  elevado, y una trama central que avanza constantemente y que no se recicla ni se reinventa cuando se ve agotada, sino que se mantiene firme. El conseguir que la historia funcione tan bien y sin apenas repetirse con tan pocos elementos me parece sinceramente digno de admirar. Es de las pocas series que, aunque pueda tener sus altibajos y capítulos mejores que otros, como los tienen todas, para mí no tiene un solo capítulo malo. No, ni siquiera el tan criticado episodio de la mosca en la tercera temporada, ya que me resultó interesante.


El título de la serie hace referencia a su protagonista, Walter White, un cincuentón arrinconado en un trabajo que no disfruta, que en el fondo piensa que puede haber desperdiciado buena parte de su vida y, que un buen día, es diagnosticado con cáncer terminal de pulmón. Sabiendo que puede quedarle más o menos tiempo, pero que sus días están contados, se pone manos a la obra para dejar a su familia con el dinero suficiente para vivir. Pero lo que comienza como algo que deja sus principios morales a un lado en busca de un futuro beneficio, va cambiando a medida que lo va haciendo el personaje, con varios puntos de inflexión durante el camino.  

En general, no es una serie que haga sentir cómodo al espectador. Ni lo busca, ni lo quiere. Le mueve por diversos estados emocionales, y sufrimos la evolución de Walter en nuestras carnes, haciendo que, sobre todo cuando ya pasamos del ecuador de la serie, nos cuestionemos lo que estamos viendo y el "apoyar" al protagonista. A partir de aquí voy a destripar varios momentos de la serie, especialmente del final, así que, como siempre, letra blanca y queda la cosa bajo las responsabilidad de cada uno:

SPOILERS 

Porque, si bien desde el principio entendemos a Walter y podemos querer que triunfe a pesar de que lo que hace es ilegal, esto va progresivamente cambiando a medida que Walter va dejando de ser Walter y convirtiéndose en su alter ego, Heisenberg. Hay varios momentos cumbre en los que progresivamente vamos viendo el cambio de la rotura del Walter que conocemos al principio, desde ese asalto a la guarida de Tuco hasta el que para mí es uno de los primeros puntos de ruptura del personaje, el dejar morir a Jane, la por aquel entonces novia del personaje de Jesse.

Breaking bad consigue que nos encariñemos con un yonki, con el que Walter comparte a la vez una relación paterno filial y un duelo, y que apoyemos la causa de un hombre que se va corrompiendo hasta convertirse en alguien despreciable, capaz de planear asesinatos o de usar a niños y a cualquiera que se le ponga por delante, para llevar a cabo sus planes. Porque al principio puedes odiar hasta a su mujer, Skyler (un personaje que se ha ganado el odio de muchos por oponerse a Walter o complicarle las cosas en varios momentos de la serie, pero que, aunque me resultó irritante en algunos momentos, yo nunca llegué a odiar. Siempre me pareció bastante menos soportable su hermana Marie), pero, especialmente en la última o dos últimas temporadas, cuando ya solo está Heisenberg, sufres por ella y su familia. Esa familia que Walt siempre se ha llenado la boca diciendo que defendía, pero la realidad era otra. 

Solo con un personaje tan bien construido como Walter White se entiende que, después de 61 episodios manteniendo que todas las cosas que había hecho desde el principio de la serie eran por el bien de su familia, en el último reconozca que en el fondo lo hacía por él, porque se sentía bien y vivo, y se te dibuje una medio sonrisa en la cara. Es fácil a lo largo de la serie intentar buscar una justificación moral a las acciones de Walter. Quienes a estas alturas aún se la buscaban, se dan definitivamente de que no la hay. Walter no puede ser más claro en sus palabras. Y, realmente, para mí eso no hace mas que justificar que "Breaking bad" representa el triunfo del mal sobre el bien. 

Ya no solo por el hecho de que la gran mayoría de los personajes de la serie acaben muertos o con la vida destrozada (Jesse, en una última y genial escena con Walter, se marcha teniendo aún una oportunidad por delante, pero será incapaz de olvidar todo lo que ha ocurrido). Remitámonos solo a la figura de Walt. Si Walt hubiera acabado redimiéndose de alguna manera y muriera por el cáncer o de alguna otra forma, se le vería como el bueno. Si acabara con sus huesos en la cárcel, veríamos como la policía atrapa al bueno que se convirtió en un criminal y sería otra forma de que el bien triunfara. Pero en lugar de eso, el final de la serie (coherente, lógico y muy apropiado, por cierto), nos presenta a Walt reconociendo su motivo para hacer las cosas y ganando. Recordemos ese "I won" que Walter le dice casi susurrando a Skyler por teléfono al final de la cuarta temporada. Sabemos cual es el concepto de victoria para nuestro protagonista. 

Y creo que un final que nos presenta la ejecución del último plan maestro de Walter Heisenberg White, en el que ata todos los cabos que quiere, y donde acaba muerto en un laboratorio de metanfetamina, víctima de una bala disparada por una ametralladora que formaba parte de su plan, y apenas segundos antes de que la policía le detenga, se puede calificar como una victoria para él. Podría haber habido mas variantes de este final, o que hubiera acabado de otra forma, pero creo que el poso que deja este final es el acertado.

FIN SPOILERS


Me cuesta buscarle pegas en algún punto a la serie. A nivel de reparto, están todos perfectos, del primero al último, siendo idóneos para sus papeles. El nombre de Bryan Cranston quedará asociado para el resto de su carrera al de Walter White. Una interpretación excepcional. Aaron Paul no me ha dicho mucho en los papeles que le he visto fuera de la serie, pero esta perfecto como Jesse. Y podría seguir: Anna Gunn, Dean Norris, Giancarlo Espósito, Jonathan Banks, Bob Odenkirk... hasta el mas mínimo secundario pone su grano de arena para que los personajes de la serie sean lo que son y, en definitiva, "Breaking bad" sea lo que es. Dirección de los episodios, guiones, fotografía... todo es excelente y apropiado. Ningún pero en estos apartados

La serie se merece un análisis más profundo del que le he dedicado yo aquí, desde luego, pero tampoco quiero que me quede una entrada kilométrica. Además, es mucho mejor que os pongáis a ver la serie si aún no lo habéis hecho que leerme a mi durante más rato destacando sus virtudes. No sé si "Breaking bad" es la mejor serie de la historia, como dicen muchos. Que es una de los mejores no me produce ninguna duda. Una serie en la que nada pasa por casualidad, donde está todo pensado y que, si no es redonda, le falta muy poco (si es que hasta la canción final con la que despedimos la serie, la genial "Baby blue" de Badfinger, parece escrita a propósito para la serie) Me quedo antes con todo lo que esta tragedia familiar, llena de personajes inolvidables, grandes guiones e interpretaciones y, en definitiva, todo lo que el viaje de Walter White me ha proporcionado como espectador. Y es mucho. "Breaking bad" no es solo el triunfo de Walter White. Es el de Vince Gilligan, el de Cranston, el de Paul, el del reparto en general, el del espectador que la ve. Y, en definitiva, el de la televisión.

Nota: 10

domingo, 4 de diciembre de 2016

Ganadoras de Oscar (41): Grand hotel (1932)

Nacionalidad, año: EEUU, 1932
Director: Edmund Goulding
Reparto: John Barrymore, Lionel Barrymore, Joan crawford, Greta Garbo, Wallace Beery, Lewis Stone, Jean Hersholt

Sinopsis: Diferentes huéspedes cruzan sus historias en el hotel más lujoso de Berlín

“Gran Hotel. La gente viene y va y nunca pasa nada”. Con esas palabras, el personaje de el doctor interpretado por Lewis Stone daba el pistoletazo de salida a los 107 minutos que van a transcurrir dentro de las paredes del hotel más conocido de Berlín durante el periodo de entreguerras. No obstante, pese a que el personaje mantiene esa convicción hasta el final, los hechos que transcurren durante la cinta nos demuestran que un par de días en un hotel pueden dar para mucho

Adaptando una exitosa obra de teatro, y confeccionando un reparto repleto de estrellas de la época (Greta Garbo, Joan Crawford, los hermanos Barrymore...), la película nos presenta a varios personajes cuyas historias se entrecruzan a lo largo del metraje. Un barón y una famosa bailarina en horas bajas, un déspota empresario y su nueva taquígrafa, un hombre que quiere disfrutar del tiempo que le queda de vida, un médico, un recepcionista cuya mujer está cerca de dar a luz son los personajes en los que se centra la película de entre los que pueblan el Gran hotel. La película acierta bastante en el retrato de esos personajes: si bien no son personajes con muchos claroscuros o que tengan varias capas, quedan definidos con apenas un vistazo y enseguida te familiarizas con ellos, algo necesario teniendo en cuenta que el metraje tampoco es demasiado extenso (hubo versiones del guión y montajes bastante más largos)

En general la cinta tiene un tono ligero que le viene bien, pero es muy consciente de lo que está contando y, salvo en ciertos momentos, no peca de ilusa. Debo reconocer que antes de verla me esperaba algo bastante más ligero e ingenuo, pero “Grand hotel”, a pesar de que no se complica en exceso con sus tramas, no es una cinta en la que se desborde la alegría y la ilusión y todo sea de color de rosa. Todos o casi todos sus personajes se encuentran en una situación más bien negativa, y eso se demuestra a lo largo de toda la película y, sin entrar en spoilers, también en su final.


A grandes rasgos no le veo muchas pegas, ya que creo que es una película que sabe lo que quiere contar y sabe hacerlo bien. Está bien dirigida y recreada, un guión que cumple bien y un reparto al servicio del espectáculo. Sí que es cierto que quizá al final los acontecimientos se precipitan un poco para mi gusto, y que te va a interesar más o menos en función de lo que lo hagan las historias de los personajes, pero nada grave en cualquier caso. Una buena película. 

Premios Oscar: Una única nominación y un único premio. Eso sí, fue el de mejor película

Nota: 8

sábado, 3 de diciembre de 2016

Cabeceras de series (15)

THE IT CROWD

Cadena: Channel 4
Temporadas: 4
Años de emisión: 2006-2010

La comedia británica de informáticos contó con una cabecera muy adecuada para la serie durante sus 4 temporadas.



HERMANOS DE SANGRE

Cadena: HBO
Temporadas: 1
Año de emisión: 2001

La otra gran serie bélica de HBO de los últimos años, junto a "The Pacific", contó con una buena cabecera también.



DEUTSCHLAND 83

Cadena: RTL
Temporadas: 1
Año de emisión: 2015

La serie alemana sobre espionaje cuenta con una vistosa cabecera:



jueves, 1 de diciembre de 2016

La llegada

Nacionalidad, año: EEUU, 2016
Director: Denis Villenueve
Reparto: Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker, Michael Stuhlbarg, Mark O´ Brien, Tzi Ma

Sinopsis: Unas naves extraterrestres llegan a la tierra situándose en diferentes puntos del mundo. El gobierno norteamericano envía a una linguïsta a comunicarse con los alienígenas y averiguar cuáles son sus intenciones

Denis Villenueve lleva ya unos años siendo uno de los directores más interesantes del panorama cinematográfico actual. El realizador canadiense ha llevado a cabo con "La llegada" su primera incursión en la ciencia ficción, un género del que no ha tenido tiempo de desprenderse, ya que actualmente se encuentra preparando la secuela de la mítica "Blade Runner"

Aunque por su temática y premisa inicial se pueda catalogar como ciencia ficción, el tema de las llegada de las naves extraterrestres a la tierra es realmente el telón de fondo de un drama existencialista que reflexiona acerca de diferentes temas, como el amor, la pérdida o el tiempo, además de formar la historia en torno a otros temas como la colaboración y el entendimiento, necesarios para que la historia avance en determinados puntos.

Casi cualquier cosa que quiera comentar de la historia podría avanzar demasiado, así que continúo en SPOILERS Además de querer hablar de diversos temas, la película también aumenta su complejidad a través de la forma en la que está contada. En este caso, lo está de forma no lineal. Los extraterrestres que visitan la tierra son capaces de manejar una cuarta dimensión, la del tiempo, que a nosotros se nos escapa, ya que solo manejamos las tres físicas. El tiempo no pasa igual para ellos, y por ello saben que dentro de tres mil años necesitarán la ayuda de la humanidad para sobrevivir y nos otorgan ese regalo. Es por eso que el comienzo de la película, así como los diferentes fragmentos en los que podemos al personaje de Adams con su hija, no eran flashbacks como nos querían hacer creer, sino las visiones de un posible futuro. Y digo posible porque, aunque parece prácticamente seguro que ese futuro tendrá lugar cuando Louise dice que, a pesar de conocer su doloroso final, prefiere vivirlo, creo que la escena final deja una pequeña puerta abierta a que esa decisión se replantee.

Creo que la película tiene un planteamiento muy bien estructurado y medido, y que sabe suministrar detalles e incluso pistas a lo largo de su desarrollo, con un interés cada vez más creciente. Quizá la única pega que le veo en este apartado es la brusquedad con la que Louise acaba comprendiendo el idioma de los heptápodos. Sí, pueden aplicarse esas teorías lingüísticas que hablan de un cambio en la conformación cerebral a través del aprendizaje de un nuevo idioma, lo que ocurre en el caso de Louise (y al fin y al cabo, la parte de ciencia ficción de la película tenía que dejar notar), pero para mi gusto es demasiado brusco. Pero es una pega pequeña en comparación de todo lo que ofrece la película FIN SPOILERS

Además de la historia, "La llegada" con varios elementos que le hacen ganar muchos enteros. Uno de ellos es el trabajo en la construcción de su atmósfera en la que, además de la labor de Villenueve en la silla de dirección, cuenta con el gran trabajo de fotografía de Bradford Young y con la excepcional banda sonora de Jóhann Johánnsson, que además de otorgarle una atmósfera adecuada a tomo el tema de los extraterrestres y también a la parte más emocional de la película, que cuenta con una emotividad bien conseguida y que me resulta natural, sin forzar en casi ningún momento (no es una Bayonada en ese sentido). Y por último, pero no por ello menos importante, una espectacular Amy Adams que es el corazón de la película y que consigue transmitir todo lo que siente su personaje al espectador, aguantando todos los primeros planos y transmitiendo más a veces con los silencios que con los diálogos. El resto del reparto está bien y cumple, pero no necesitan brillar, ya que ya está Adams para ello. Ojalá consiga estar presente a lo largo de esta temporada de premios

En resumen, un buen drama situado en el enfoque de una película de ciencia ficción que funciona muy bien, con una historia muy bien desarrollada, un gran trabajo en la fotografía y banda sonora y con una actriz principal que se lleva la cinta de calle. Para mí es sin duda una de las películas del año, y que demuestra las grandes posibilidades que tiene el género y también el valor seguro en cuanto a calidad, por si no estaba claro ya, que es Villenueve.

Nota: 9

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Soundtracks de películas (15)

Tema: "Pacific Rim main theme"
Compositor: Ramin Djawadi
Película: Pacific Rim



Tema: "Run Forrest, run"
Compositor: Alan Silvestri
Película: Forrest Gump



Tema: "Festival"
Compositor: Sigur Ros
Película: 127 horas


sábado, 26 de noviembre de 2016

Sully

Nacionalidad, año: EEUU, 2016
Director: Clint Eastwood
Reparto: Tom Hanks, Aaron Eckhart, Laura Linney, Anna Gunn, Autumn Reeser, Sam Huntington

Sinopsis: Chesley Sullenberger, un piloto con décadas de experiencia, se convirtió en un improvisado héroe cuando, tras fallar los motores de su avión al poco de despegar, lo aterrizó en el rio Hudson. Tras el incidente, la compañía comenzó una investigación

Primera colaboración entre Clint Eastwood y Tom Hanks para realizar una cinta que por las características que tiene, ambos podrían realizar hasta dormidos. Eastwood realizando un nuevo retrato de un icono o héroe americano, y Hanks interpretando a un hombre corriente que se ve envuelto en circunstancias extraordinarias. Nada que no hayan hecho ya, y que aquí hacen de nuevo con buenos resultados.

"Sully" va al grano, y se agradece. Sus poco más de 90 minutos son suficientes para reconstruir la hazaña del piloto. Si bien es cierto que la cinta nada misterioso, ni tenso (al fin y al cabo, la historia está a un par de clicks en internet), es lo suficientemente entretenida como para justificar el visionado. Es cinta al estilo "clásico", del que pocos directores hacen ya. Sólida, sobria, funcional y eficaz, con buen ritmo y un guión que cumple, puede que a "Sully" se le hubiera podido sacar mas partido, pero creo que hubiera sido en el sentido mas artificioso de la palabra. Claro que se le podría haber añadido más dramón familiar o arrebatos patrióticos, pero ¿para qué? El ser tan directa creo que es una de sus mejores virtudes.

Como resulta lógico, Tom Hanks es el principal baluarte de la película, y probablemente su mejor virtud. Sabe dotar a Sully de la afabilidad y humanidad típicas del actor, y el público se interesa rápido por él. Hanks es el protagonista absoluto, pero se agradece también la presencia de gente como Eckhart, Linney o Gunn en el reparto. En definitiva, competente cinta de Eastwood, que aunque no se va a situar entre sus mejores trabajos, resulta solvente y entretenida.

Nota: 7


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Grandes escenas (45)

El final del graduado. Si no has visto la película, es un spoiler como la copa de un pino, así que mejor no verlo. SPOILER Entre los muchos aciertos de Mike Nichols, está el de dejar a los dos protagonistas sin hablar en el trayecto final en autobús FIN SPOILER


martes, 22 de noviembre de 2016

Series de TV: Águila roja


Nacionalidad, año: España, 2009-2016
Creadores: Daniel Écija, Pilar Nadal, Ernesto Pozuelo y Juan Carlos Cueto
Cadena: TVE
Temporadas: 9 y una película
Episodios: 116
Reparto: David Janer, Javier Gutiérrez, Myriam Gallego, Inma Cuesta, Francis Lorenzo, José Ángel Egido, Guillermo Campra, Patrick Criado, Santiago Molero, Pepa Aniorte, Elisa Mouliaá, Xavier Elorriaga, Roberto Álamo, Eusebio Poncela, Neus Sanz

Sinopsis: Gonzalo de Montalvo, un maestro de escuela con un agitado pasado en el que se incluyen viajes de todo el mundo y aprendizaje de artes marciales, se convierte en el justiciero Águila Roja después de que su esposa sea asesinada, con el objetivo de averiguar quién está detrás

Siete años ha durado. Una serie que comencé a ver con curiosidad, y que, a pesar de darme cuenta pronto de lo floja que es, he seguido viendo por inercia hasta el final, sin saber realmente bien el motivo. Uno, que le cuesta abandonar series una vez se han empezado que se le va a hacer.

No digo que la intención al hacer Águila roja no fuera buena, pero el resultado es el que es. En general, la serie ya tiene un planteamiento bastante absurdo: un justiciero mezcla de ninja y del videojuego "Assassin´s Creed" repartiendo estopa por la capital española (el tema del rigor histórico directamente vamos a dejarlo a un lado, porque no merece la pena) La primera temporada avanzó relativamente rápido a nivel argumental, pero en vista del exitazo que fue, la trama general de la serie se estancó a partir de la segunda.

A partir de ahí, la serie fue de mal en peor. Con la trama general de la serie estancada y sin que los guionistas quisieran avanzarla porque el éxito les acompañaban, la serie se fue llenando de capítulos autoconclusivos en los que los guionistas volcaban todo lo que se les ocurría, para bien o para mal, y en el que las habilidades del protagonista fueron aumentando hasta el punto de esquivar balas o, directamente, desviarlas con un cinturón (no es broma, esto pasó). Llegó un punto en que la serie daba hasta vergüenza ajena. Y creo que de lo mala que era, era hasta divertida. Un despiporre anárquico donde todo valía, literalmente. Y el desbarajuste argumental continuó aumentando hasta el final. En las primeras temporadas aún te encontrabas algún personaje o situación que estaban medianamente bien, pero eso fue desapareciendo.

Los personajes son otro tema. El peor actor y personaje es el protagonista, y así vamos mal. Los que mas destacan son algunos secundarios. En el reparto hay buenos actores, como Javier Gutiérrez o Myriam Gallego, pero la repetición sistemática de sus personajes no les acaba jugando a favor. Muchos rostros conocidos también se han paseado por la serie, y es que no hay que olvidar que la serie, en sus cotas más altas, llegó a tener una media de 6 millones de espectadores, algo que nunca terminaré de entender. Eso le permitió tener 9 temporadas con 116 capítulos (las series españolas de hoy en día es imposible que duren tanto. Muy raro es si pasan de la tercera entrega) y una película que fue un fracaso en taquilla, y que no era más que el típico episodio alargado. Por último, en cuanto a ambientación, no digo que no se dejaran dinero, pero para una serie de estas características se necesita mas y trabajar mejor. Y para mí, hay una norma no escrita en las series españolas que dice que cuanto mas grande se intenta hacer una serie y con más factura, peor les sale. Y se suele cumplir.

No voy a extenderme mucho mas. Es una reseña corta y de la que he dicho pocas o casi ninguna cosa positiva, pero es que siete años después de su comienzo, la verdad es que me cuesta encontrarlas. Sé que si la serie comenzara a día de hoy no la hubiera seguido, pero en su momento así fue. En general, creo que la idea, aunque en general la serie es un disparate, es aceptable, ya que es bueno que haya variedad y seguro que habrá mucha gente que se haya divertido con ella, pero la ejecución es mala en casi todos sus campos. No voy a recordarla demasiado, la verdad.

Nota: 3

domingo, 20 de noviembre de 2016

Un monstruo viene a verme

Nacionalidad, año: España, 2016
Director: Juan Antonio Bayona
Reparto: Lewis MacDougall, Felicity Jones, Sigourney Weaver, Liam Neeson, Tobby Kebbell

Sinopsis: Connor, un niño de 12 años que lleva las riendas de su hogar al estar su madre enferma de cáncer, se ve obligado a enfrentarse a la realidad con la aparición de un monstruo en su vida

Aunque “El orfanato” siempre me ha gustado, no ocurrió lo mismo con “Lo imposible”, cuyo nivel de manipulación emocional superaba a la historia que estaba contando y me sacó de la película. Teniendo en cuenta esta última película como referencia, y habiendo visto el tráiler, la verdad es que iba con mis reservas hacia “Un monstruo viene verme”

No obstante, el resultado ha sido mejor del que esperaba. La película sigue contando con algunos de los elementos que tan poco me gustaron de “Lo imposible”: sigue teniendo momentos narrativo y emotivos excesivamente calculados, especialmente en su último acto (lo que personalmente impide que la película me haya conmovido o emocionado de alguna forma) pero al menos ya no es tan descarado y se tolera bastante mejor. En esta ocasión, sí que considero que la historia sabe sobrevivir al resto. Una historia sencilla, pero lo suficientemente bien contada y narrada como para interesar durante su poco más de hora y media de metraje (acertada y ajustada duración) 

Dentro de lo que es, la cinta cumple en general. Aunque tiene momentos en los que intenta ser varias cosas a la vez y acaba por no despuntar en ninguna, en otros equilibra bien el día a día de Connor con las apariciones del monstruo, que, al menos desde la parte técnica, se agradecen: esas historias contadas en forma de acuarelas que el monstruo me han gustado mucho y son de lo mejor de la cinta. Asimismo, la recreación del monstruo es bastante efectiva. En cuanto al reparto, Lewis MacDougall carga el peso de la cinta de buena manera, y además está bien rodeado por Jones, Weaver y Neeson como el monstruo.

En definitiva, la mezcla realizada por el director del drama humano que vive Connor junto a la parte fantástica propiciada por el monstruo es en general algo desequilibrada y desigual. Tiene momentos en que la emotividad se le va demasiado de las manos, pero también tiene momentos en los que funciona bastante bien, quedando un resultado final competente y que se deja ver. Sigue siendo una "Bayonada" en el fondo, pero más comedida que su anterior película, lo que personalmente agradezco.

Nota: 6

viernes, 18 de noviembre de 2016

Doctor Strange

Nacionalidad, año: EEUU, 2016
Director: Scott Derrickson
Reparto: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Tilda Swinton, Mads Mikkelsen, Benedict Wong, Rachel McAdams

Sinopsis: Stephen Strange, un cirujano de éxito, ve cómo su carrera queda truncada tras un grave accidente de coche. Desesperado, intentará encontrar una solución buscando una comunidad perdida en Nepal

Marvel continúa añadiendo piezas a ese cada vez mayor mosaico que conforma su universo cinematográfico. "Doctor Strange", al menos por el momento, ha conseguido mantenerse relativamente independiente del resto de películas de la saga, tanto argumental como temáticamente. Está claro que es solo temporalmente, ya que, aunque esta es una cinta de origen (a la hora de situarla en la cronología, sabemos que a Strange le nombran en “El soldado de invierno”, y la primera de las dos escenas de los créditos que contiene la película se sitúa al menos tras la segunda entrega individual de Thor, así que es posible que transcurra a lo largo de los acontecimientos de varias cintas), el personaje va a aparecer en las dos siguientes cintas de Vengadores (como casi todo el mundo) pero es de suponer que adquirirá un mayor protagonismo de cara a la fase 4 de Marvel, que comenzará tras esas dos cintas.

Este hecho hace que se puedan establecer ciertos paralelismos con otra cinta del estudio, "Ant-man". La película del hombre hormiga es una cinta menor dentro del UCM, era perfectamente consciente de ello y se aprovechaba de ello con mucho acierto. En cierta medida, "Doctor Strange" sigue ese patrón, pero en una escala mucho más amplia, ya que el despliegue de medios y la relevancia (o futura relevancia) del personaje no parecen tener mucho que ver (hablando siempre desde el punto de vista del no lector de cómics). Su universo, además, se desprende, al menos en parte, de lo que hemos visto en otras cintas de la saga. Si, tenemos la inclusión de una gema del infinito dentro de la gran trama argumental, pero presenta una mitología muy interesante en torno a la magia y la labor de los personajes que la manejan.

Una mitología en la que espero que se continúe profundizando con más cintas individuales del personaje. Esta es una cinta de origen y eso siempre tiene sus pros y sus contras, aunque en este caso gana lo positivo. Benedict Cumberbatch es un gran actor y construye a un Strange interesante, que va desde el capullo inicial que es a lo que acaba siendo. Además le han rodeado muy bien, siendo una de las cintas de Marvel con mejor reparto con diferencia. Ejiofor, Swinton, Mikkelsen, McAdams... aunque son precisamente estos dos últimos los que se llevan la peor parte. A Mikkelsen le ha tocado un villano muy plano y que apenas demuestra más que un propósito funcional (si en algo suele pinchar Marvel suele ser en esto), mientras que McAdams se lleva la parte menos interesante de la cinta y la que parece que tiene las escenas metidas con calzador.

Quitando eso, la cinta cumple de sobra con lo promete. Personalmente me ha gustado mas de lo que esperaba. Un guión e historia que cumplen, presentando una nueva vertiente del UCM con bastantes posibilidades por explotar, un ritmo que va creciendo y buen reparto. Mención especial se merece también el apartado visual de la película, con un gran trabajo en los efectos especiales (¿conseguirá Marvel por fin el Oscar en este apartado? Teniendo en cuenta que la academia suele ignorarlos aunque les nominen, tendrán que seguir esperando). Por lo demás, tenemos la fórmula Marvel para una nueva cinta y un nuevo personaje. Una fórmula que, a pesar de que ya conocemos de sobra lo que nos ofrece, sigue funcionando muy bien. Y es que han conseguido que, aunque ya llevemos 14 películas dentro de este universo cinematográfico, siempre apetezca una más.

Nota: 7

PD: Edito el Top Marvel para incluirla