Buscar este blog

jueves, 18 de abril de 2013

Jamón, jamón

Nacionalidad, año: España, 1992
Director: Bigas Luna
Reparto: Javier Bardem, Penélope Cruz, Jordí Mollá, Stefania Sandrelli, Anna Galiena, Juan Diego

Sinopsis: Jose Luís, el hijo de los dueños de una fábrica de ropa interior masculina, quiere casarse con su novia Silvia, a la que ha dejado embarazada. Sin embargo, su madre, a quien no le gusta la idea de la boda, contrata a repartidor de jamones que aspira a ser torero para que seduzca a Silvia.

Horterada española de alto nivel. Una absurdez como la copa de un pino que no hay por donde cogerla porque no se sostiene por ningún lado, y que me ha dejado sin ganas de ver ninguna otra obra de su recientemente fallecido director (salvo si al final la versión que estaba preparando de mecanoscrito del segundo origen ve la luz). Había oído de él que sus películas eran algo diferentes. Pero una cosa es ser diferente y otra cosa es esto.

Vayamos por partes. Ya iniciar la película con dos primeros planos del paquete de Javier Bardem ya me ponía sobre aviso de lo que iba a ver. La trama es una tontería y los sucesos que van ocurriendo a medida que avanza son cada vez más absurdos. Es un intento de comedia erótica que en ese sentido no me ha hecho gracia, aunque alguna escena era tan ridícula que la verdad es que me he reído. En los siguientes párrafos voy a hacer spoilers de la película, así que si  hay intención de verla recomiendo no leerlo.

SPOILERS 

Entre los personajes hay líos entre todos. Tenemos al hijo de los ricos, un Jordí Mollá bastante sobreactuado que de repente sorprende a su novia con frases tan románticas como "¿Te puedo comer una teta?" (No se yo si Pe verá positivo que su novio le diga que saben a tortilla) o que expresa su enfado cuando Pe le deja cosiendo a puñetazos los cojones del toro de Osborne. La madre de Pe, mientras tanto, es una prostituta que por lo que parece de vez en cuando se tira al novio de su hija (muy lógico). Los padres del rico son bastante dispares: el padre es un pasota que está a favor de Pe, mientras que la madre no lo está y contrata a un chuloputas que pasaba por allí (Bardem) para que seduzca a Pe, pero al final ella misma se acaba tirando a Bardem y se forma ahí lio cuanto menos curioso en el que Pe va pasando de mano en mano, incluso a las del padre de Mollá, que por lo que parece había tenido un lío con la madre de Pe y también quiere tenerlo con la hija. Entretanto se van sucediendo escenas en la que muere un cerdito atropellado, Bardem torea en pelotas y de Bardem y Pe liándose en un bar de carretera mientras los dueños y clientes miran sin decir nada como si se tratara de un partido de fútbol

En fin, que al final todo tiene que explotar por algún lado, y lo hace en la que es sin duda la mejor escena de la película, por la que la voy a recordar durante mucho tiempo. Jordi Mollá llega al almacén de jamones y encuentra a su madre y Bardem fornicando. Así que, ni cortos ni perezosos, los jóvenes se embarcan en un duelo a jamonazo limpio, tal cual. Un duelo que acaba con la victoria de Bardem, que le pega un jamonazo en la cabeza al pringado de Jordi Mollá y le deja seco ahí mismo. Subrealista a la par que brillante. Al final se acaban juntado todos los personajes, y la película termina con Pe en manos de Juan Diego (al que no parece importarle mucho que su hijo haya palmado), la madre de Jordi Mollá con Bardem en brazos (a su hijo que le den) y con la madre de Pe con Jordi Mollá en brazos, siendo la única a la que parece importarle su muerte (pobre pringado). Sublime cuanto menos.

FIN SPOILERS

En fin, horterada de mucho cuidado. Es mala, aunque su visionado me ha resultado curioso, y no voy a decir que me he aburrido. Pero no la recomiendo, la verdad.

Nota: 3

3 comentarios:

  1. Venga, va, voy a reconocer que me he reído, tanto con tu crítica como con la película. Es de las películas más absurdas que he visto en mi vida y eso no lo consigue cualquiera. No hay por donde cogerla...Me encanta tu crítica.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que hay que tenerlos bien puestos para hacer una película así y quedarse tan ancho, la verdad. Siempre recordaré la pelea a jamonazos. Se me ha quedado grabada.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, si no la hubiera visto ya me habrían entrado ganas solo por tu descripción xD

    ResponderEliminar